miércoles, 11 de abril de 2012

Galería: El Sangregado de la reforestación







El Sangregado - Croton funckianus-, es un árbol vistoso porque sus hojas cambian de color cuando van a caer, tomando coloraciones naranja, amarillenta o rojiza.



Esta es una muestra de la reforestación que se realiza con esa especie desde hace 10 años, en siembras anuales. Ha tenido un crecimiento lento en las áreas  abiertas, mientras que cuando se encuentra en un zona densa, con otras plantas, posee un mayor altura.
Es originario de las cordilleras Central y Oriental de los Andes y alcanza una altura de 18 a 20 metros. Su tronco es derecho, su ramaje forma una copa compacta y extendida en forma horizontal o piramidal. Su floración también se agrupa y es de color crema.
Dado que es escaso en los bosques nativos, se siembra en diferentes procesos de reforestación, ya que entre sus bondades controla la erosión y conserva el agua, por ello se planta en las riberas de ríos y quebradas.

Sus semillas son alimento para las palomas y torcazas.

2 comentarios:

kiki dijo...

Me gustó mucho la palabra que utilizó en otras páginas de su blog para designar las propiedades de los árboles "Bondades" o "Bondad".

Cuando leí esta palabra me dió la sensación de que el árbol se sustantivaba y por contra no se objetivaba, era un ente de respeto y no un simple objeto.

Saludos

Gloria Umaña dijo...

R: Gracias por recordarlo.