viernes, 8 de febrero de 2013

Miro dentro de mi

y hallo el esplendor que está afuera.
La paz es conmigo, la paz es con todas.

jueves, 7 de febrero de 2013

La salida 9

Volví a ir a Misa para estar sola. Necesito ese espacio de silencio para retomar fuerzas que me permitan soportar lo que queda de cada Domingo. Madrugo como si fuera un día de colegio, me baño y salgo sin hacer ruido. Camino con el rostro atento a la brisa que me hace sentir despierta. Entro a la iglesia y me siento en una banca vacía. Imito los movimientos y simulo modular las palabras del rito eclesiástico, mientras que mis pensamientos me mantienen en casa. 
Regreso y hago parte de las actividades familiares con el anhelo de que la velocidad del tiempo traiga el Lunes. Perdí el interés en escapar. Me mantengo en las rutinas y me obsesiona el orden al punto que si encuentro una arruga en la colcha de la cama salto como una fiera herida. Me cree la fama de malgeniada y me resguardo en ella. El ceño fruncido es mi careta. 
Continuará

miércoles, 6 de febrero de 2013

Backtoeden- San Antonio Enero 2013

 Además del registro de las tres fertilizaciones realizadas en el mes de Enero  por Patricia y Sergio, 
 se observa la protección efectuada al suelo con las coberturas y eras composturas.
Fotos suminitradas por Sergio Castiblanco.

martes, 5 de febrero de 2013

Entrego


a mi cuerpo toda emoción, siempre atenta a lo que pienso. Siento serpentear el movimiento por cada célula y veo las huellas que dejan a su paso. Escucho suspiros, gritos y risa. Al final me instalo silenciosamente en el vacío de mi corazón antes colmado.

lunes, 4 de febrero de 2013

Backtoeden- Santa Marta Enero 2013

Registro de dos de las tres fertilizaciones realizadas para el mantenimiento de la siembra.
Fotos suministradas por Mónica Bernal.

domingo, 3 de febrero de 2013

Yogurt casero

Dejo una pequeña cantidad de la leche entera y hervida en un recipiente esmaltado hasta que se fermente.
Coloco a hervir leche fresca y cuando está tibia la vierto 
sobre la fermentada.
Envuelvo el recipiente tapado con un paño de algodón y lo coloco en un lugar donde reciba de manera indirecta calor. 

De acuerdo con el clima y la temperatura ambiente el yogurt puede consumirse en uno o dos días siguientes.